El tío de américa y la depreciación fiscal.

Los que tenemos edad para haber hecho la mili, también recordamos algunos de los familiares que a principios del siglo pasado se fueron “a hacer las américas”. Que algo de verdad habrá en la expresión ya que me consta que hay barrios enteros, sino ciudades, construidas por españoles, particularmente por gallegos. Y los recordamos más por las crónicas familiares que por conocimiento directo: los relatos de la abuela, los horripilantes retratos de familia (riete tú de los selfies) colgados en el salón o en el pasillo, las cartas que le llegaban a la tía Angustias de cuando en cuando, … … Continúa leyendo El tío de américa y la depreciación fiscal.

No sin mi teletrófono-móvil.

El teléfono, como el nombre, es para llamar y que te llamen. O lo era. Ahora el nombre es un nick y el teléfono un smartphone, y ya todo es distinto. Por edad, pereza o aprensión a las redes sociales, siempre he alargado la vida útil de mis sucesivos móviles hasta que no daban más de si; con lo cuál siempre he ido unos pasos por detrás de las últimas TIC. Hasta la defunción del último, que me dejó sin la mitad de los contactos y trajo a mis manos un modelo quadcore, de 2 Gb Ram, Android 4.2 (Jelly … Continúa leyendo No sin mi teletrófono-móvil.