Una mascota en la ciudad, ¿es un ciudadano?

Se estima que, en España, unos 25.000.000 de mascotas comparten nuestros hogares.
Muchos de ellas comparten también nuestras calles y espacios públicos.

Dejo para los sociólogos el estudio en profundidad de las cuestiones subyacentes que llevan a la proliferación de mascotas en las urbes: atomización de los núcleos familiares, necesidades afectivas provocadas por el ritmo de vida o las relaciones impersonales, simple ansia de posesión consumista, etc.

ANFAAC-censo-2013En el 49,3% de los hogares españoles (un total de 16,1 millones) hay un animal doméstico,
cifra que ha crecido considerablemente en los últimos 10 años.

Pero si está claro que es una tendencia en aumento: cada vez más compartimos nuestros hogares, transportes, calles, etc. con nuestras mascotas, y eso crea situaciones incómodas o molestas para muchos, insalubres en bastantes casos. Como sociedad no hemos querido o sabido prever ni responder a las nuevas necesidades y conflictos.

Hemos diseñado las ciudades como espacios asépticos, ordenados, controlados,… y primamos ante todo esa eficiencia de funcionalidad y aprovechamiento de espacios. No dejamos sitio para ningún otro tipo de ser vivo que no sea humano salvo aquellos a los que no podemos controlar, porque se mueven en un espacio distinto: palomas, golondrinas, gorriones y similares.

 images4

 4ff735806128f_621x419

alce

milk-rats_india_062002

Estamos muy lejos de otras sociedades, con un concepto distinto del espacio,
el ritmo de vida o la convivencia con los animales.

 

Pero ahora hemos introducido otra especie en este hábitat artificial: los perros. Y ni las ciudades ni los perros están preparados para esa situación.

Y, una vez más, quienes hemos elegido para organizar nuestras ciudades y regular nuestra convivencia, no sólo no están a la altura, sino que ni siquiera parecen haberse enterado de que hay algún tipo de necesidad o problema.

En una muy turística ciudad española ocurrió que quería tirar la tarrina de un helado y no encontré ninguna papelera en varias calles.
Terminé consultando la cuestión con alguien de la localidad, que me explicó que la abundancia de perros en la zona llevaba a que en las papeleras se depositasen muchas bolsitas (con excrementos) sin atar. Parece ser que el servicio de vaciado de las papeleras no era diario y el calor hacía insoportable el olor.
La decisión de la asociación de comerciantes fue retirar todas las papeleras!!!

En otros países de nuestro entorno europeo, la convivencia entre los perros, sus dueños y el resto de los ciudadanos parece mucho más armoniosa y avannormalizada que la nuestra. Así no supone ninguna dificultad utilizar un transporte público o entrar a un restaurante, incluso con animales de gran porte.

Lo cual no significa que esté exenta de problemas: en muchas ciudades se aconseja pasear mirando las baldosas para no pisar los “regalos” de perros cuyos desaprensivos dueños no han tenido a bien retirar.

Pero, aún así, el principal de ellos parece ser el de la costumbre de los perros de marcar con pis todo lo que encuentran a su paso, ocasionando suciedad, malos olores y muchas molestias.

Las reacciones de los que lo sufren son de muy distinta índole, desde las curiosas botellas de agua a la entrada de viviendas o establecimientos a otras medidas más drásticas: desde hace un tiempo, resulta cada vez más frecuente ver en fachadas y aceras, regueros de polvillo amarillento, presumiblemente algún derivado del azufre, supuestamente destinado a alejar a los perros y sus pises.

azufre.jpg Aparte de que resulta más que dudoso que estos productos produzcan el efecto disuasorio buscado, lo que sí es evidente es que cualquier derivado del azufre es tóxico, para las mascotas y para los humanos .Es delito arrojar productos tóxicos a la vía pública.

azufre2

El azufre:

  • No actúa como repelente.
  • Es tóxico para humanos y animales.
  • Puede interactuar con el agua, óxidos y otros elementos.

 

http://www.madridsalud.es/temas/azufre_perros.pdf

 

Siendo así, y sabiendo que por proximidad, el mismo que lo utiliza es posiblemente el más afectado… me pregunto:

  • qué grado de desesperación se alcanza para proceder así?
  • el que lo utiliza desconoce sus efectos nocivos?
  • todo vale?
  • el riesgo de intoxicar a niños, adultos y animales no cuenta a cambio de librarse de las molestias de los pises perrunos?

Evidentemente, como sociedad supuestamente avanzada, tenemos un problema de convivencia que empeora.

 Se hace necesario regular conductas y educar a propietarios.

Pero mucho más necesario mascotizar las ciudades:

desde hace años se han producido cambios a fin de humanizar las ciudades:

  • peatonalizaciones, eliminación de barreras, creación de zonas verdes,…
  • se ha promovido la creación de espacios de convivencia,
  • se ha dotado de parques para los niños,
  • para skates y actividades juveniles,
  • plazas de aparcamiento para minusválidos
  • pero ni un euro ni un centímetro cuadrado para los perros.

En una sociedad en la que los perros empiezan a ser como los coches (hay uno en cada casa) no tiene sentido que habilitemos tanto espacio, instalaciones e infraestructuras para estos y absolutamente nada para los otros.

Necesitamos urgentemente espacios de convivencia: playas a las que poder asistir con perros, parques urbanos e instalaciones periurbanas para actividades deportivas, donde poder disfrutar e interactuar sin molestar.

Pero también necesitamos adaptar calles y mobiliario urbano para estos ciudadanos de cuatro patas:

 No es cuestión de prohibir, sino de dar alternativas válidas.

Y con un mínimo de voluntad e imaginación tampoco es muy complicado, especialmente para paliar la cuestión de las molestas meadas.

Fijándonos un poco en las costumbres y preferencias de los perros, todos sabemos que árboles, farolas, neumáticos,… son los que los atraen irresistiblemente; en su defecto esquinas y escalones también sirven.

Queda a la educación de los propietarios apartar a los animales de fachadas, accesos a portales, etc., pero está claro que el resto del mobiliario urbano va a sufrir las meadas, que luego quedarán secándose y dando mal olor.

Pero disponemos de un elemento en las ciudades que no aprovechamos: la red de alcantarillado y pluviales. Si habilitamos espacios que comuniquen directamente con estas redes, estaremos dando salida a los pises y evitaremos buena parte de los olores.

Podemos adaptar alguno de los elementos ya existentes:

opcion2opcion3 – las rejillas de pluviales se pueden dotar con algún elemento de los que atraen la atención de los perros: cualquier tipo de poste, que a su vez puede soportar una papelera o un dispensador de bolsas de recogida…
farola – las farolas, tradicional punto de atracción de los perros: bastaría con rodearlas de una rejilla conectada a captación de pluviales…

O crear otros nuevos sitios, especialmente destinados a estas funciones, donde el espacio lo permita:

opcion1 – Si sabemos que las ruedas de los coches son como un imán por su capacidad de retener olores, por qué no instalar algunas fijas repartidas por calles y parques, igualmente con rejillas de captación a pluviales?
 pavimento-para-grava-eccogravel-st40-21-placas-40-32-m2-3087809___eccob_1 – un simple espacio en el suelo, con rejillas cubiertas de grava (más cómodas de pisar y con más retención d rastro) es suficiente para tener un punto de micción que mantendrá a los perros alejados de fachadas, puertas y escaleras.

Además, la ventaja es que, al tener desague se lavarán fácilmente con la lluvia, o se pueden preparar para que se autolimpien por las noches con un chorro de agua (como algunas calles de Paris) o con un simple manguerazo del servicio municipal.

f4 HEI_FUE_SUE_JAR_MARCUBA
f8 opcion2l

Que todo esto necesita dinero?
Claro que si, como todo, pero es que actualmente una ciudad como Paris está gastando 11.000.000 € al año en intentar limpiar la suciedad ocasionada por las mascotas y aun así con poco éxito.

Finalmente, decir si se les considera o no ciudadanos, quizás no resulte tan fácil como pueda pensarse:

  • por una parte es evidente que no tienen derecho a voto o representantes políticos;
  • pero por otra parte pueden ejercer un trabajo, tienen su (chip de) identidad, están censados,… y muchas veces tienen mejor calidad de vida (alimentación, atención sanitaria,…) que algunos de sus vecinos humanos.

 

Anuncios

3 comentarios en “Una mascota en la ciudad, ¿es un ciudadano?

  1. Siempre lo mismo : Pobre mascotas ,no tienen culpa .Los dueños de paredes son los malos pues la orina de perros es solo OLOR ,usar azufre es veneno..etc Osea ,Tenemos q dejar q los PERROS inocentes ,(pues culpable son sus dueños )nos djen paredes y puertas mojadas apestando con orina,como si la orina fuera agua bendita, Mentira! la orina es veneno mata el gras ,con gases corrosivos y q atraen moscas y demas .PORQUE creen q los dueños no quieren q sus perros orinen en sus casas ? Y si en la del vecino ? .Animales son PROPIEDAD de ciudadanos .Los ciudadanos pagamos x una ciudad limpia. Deberia estar prohibido sacar mascotas para orinar y defecar en las calles. Deberian hacerlo EN SUS CASAS .No sacamos a nuestros niños tampoco a defecar y orinar en nuestras calles no?

    1. Estimado Caro
      Gracias por tomarte la molestia de leer este artículo y puedo decirte que coincidimos en casi la totalidad de lo que expones.
      Como responsable de un perro desde hace años, muchas veces me avergüenza no tener mejores opciones cuando lo tengo que sacar a la calle y, cantidad de veces, me asquea pasar por determinadas calles que parecen auténticos meaderos.
      Coincidimos también en que, ya que las mascotas pasan a formar parte de nuestra familias, nuestras viviendas deberían estar adaptadas a sus necesidades (igual que las adaptamos para una persona con minusvalía o para un mayor con movilidad reducida). Pero aún no he visto ninguna vivienda que incorpore un aseo para perros ni que se comercialicen piezas de baño diseñadas para que puedan hacer sus necesidades. En esto, como en tantos otros aspectos, aún nos queda todo por hacer.
      De todas formas, las calles siempre serán un espacio en el que los perros tenderán a dejar su rastro, de ahí la necesidad de habilitar igualmente espacios delimitados para ellos, como indicaba en este post.
      Mientras no consigamos mejorar en estos aspectos, está claro que todos padecemos las consecuencias (siempre unos más que otros). Pero las soluciones no pueden pasar por envenenar a los perros (y a los humanos, que el azufre nos afecta a todos), al igual que cuando los jóvenes molestan y ensucian con el botellón no propugnamos rellenar sus botellas con (más) veneno, ni optamos por pegarles unos tiros a los niños que arrean balonazos a coches y escaparates.
      Entre todos tenemos que proponer y exigir soluciones a un problema que no va a desaparecer por si sólo, sino, más bien, va a seguir aumentando a menos que cambiemos instalaciones y hábitos. Y consigamos educar a los propietarios para que ellos, a su vez, eduquen a sus mascotas.
      Es una tarea larga y difícil, pero todos los cambios en la convivencia lo son (las discriminación racial o religiosa, los malos tratos, …) y los atajos no conducen a nada más que a aumentar los daños.

  2. El que no tiene un sitio adecuado en su casa para que su mascota orine y defeque es porque no quiere (los que tienen gatos lo saben).Otra cosa es que el pobre perro necesite salir a pasear.Mas que de la sociedad en general el origen principal del problema son los dueños de los perros, porque estoy cansado de ver el poco caso que le hacen a su mascota mientas la pasean, mirando el movil y sin tener en cuenta al animal, que hace lo que hace sin control y donde quiere. O la vueltita a la manzana de 5 minutos para que el perro orine en el portal del vecino.Los perros necesitan un paseo en condiciones para su salud, creedme que os lo agradecerá.Y si es posible en un lugar abierto con espacio, sin coches ni aceras ni vecinos que os increpen con razón, mejor!.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s