De Coblenza a Cochem (3).

Coblenza actúa como punto neurálgico desde donde se distribuyen mercancías y turismo a lo largo de dos ríos: por un lado el Rin ofrece la ruta de los castillos y pueblos que lo jalonan, configurando lo que se da en llamar el “Rin romántico”, en alusión a esa etapa histórica que aportó buena parte de las construcciones que hoy podemos disfrutar;

por otra parte el Mosela, más sosegado y menos transitado, nos ofrece una experiencia mucho más bucólica y “romántica”.

Alken.Después de descansar en Koblenz, y recorrer un pequeño tramo del ajetreado Rin, nuestro último día lo empleamos en deslizarnos a lo largo de la carretera que bordea el Mosela disfrutando de sus pueblos con encanto, rumbo a Cochem.

Diciembre tuvo a bien obsequiarnos con una espléndida mañana de sol con la que el recorrido no podría ser más placentero,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

una sucesión de pequeños pueblos,

castillos,

y particularmente el Mosela, de curso tranquilo y márgenes de postal, que invitan a pararse a cada momento para contemplar el paisaje.

Llegamos finalmente a Cochem, pequeño pueblo residencial y turístico, con abundancia de hostelería, ya que parece ser uno de los favoritos de la 3ªedad en Alemania para pasar unos días de descanso.

Como no podía ser de otra manera en estas fechas, también celebran su mercadillo prenavideño.

Todo, siempre, todo, bajo la atenta vigilancia de su magnífico castillo.

Cochem.Incluso el último descanso de sus moradores está velado por las torres que se recortan contra el cielo.

Cochem.

Resulta muy agradable vagar por sus calles y plazoletas,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cochem.

Cochem.

curiosear el comercio local,

Cochem.o dejarse tentar por sus terrazas.

Cochem.Para visitar el castillo, ya se requiere un esfuerzo mayor, puesto que subir la colina en la que se encarama no es apto para todo el mundo.

Cochem.Siempre queda la opción de subir en coche, aunque las antiguas propiedades que jalonan el camino de ascenso hacen que resulte entretenido.

Cochem.

Cochem.En todo caso vale la pena.

Cochem.

Cochem.Aunque no fuese más que por disfrutar del magnífico paisaje que se ofrece.

Cochem.Desde aquí se aprecia claramente el perfil del valle del Mosela, tallado después de muchos siglos. Se aprecia también cómo todos estos puebos tienen que aprovechar perfectamente el espacio existente entre el rio y las paredes del valle.

Cochem.

Cochem.Nos despedimos del castillo y de las espectaculares vistas, para iniciar el camino de vuelta, ya con las últimas luces de la tarde.

Cochem.

Cochem.Y se nos va terminando el tiempo, así que un último paseo,

Cochem.Una última compra

Cochem. o una última taza de chocolate caliente, antes de iniciar el camino al aeropuerto.

Cochem.Por cierto, la ruta desde Cochem al aeropuerto de Hahn, posiblemente sea bonita con luz de día,… pero ya caida la noche y sin conocer el dédalo de carreteras secundarias que hay que utilizar,… bueno, benditos navegadores!

Boiro, 2016.

 

(Antes habíamos estado en Koblenz,
y por el camino nos detuvimos en Alken)

 

Anuncios

2 comentarios en “De Coblenza a Cochem (3).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s